Volver a la rutina después de vacaciones

Volver a la rutina después de vacaciones

El mes de septiembre nos trae nuevos proyectos e intenciones. Tras un periodo de descanso, nos toca volver a la rutina después de vacaciones y solemos hacerlo con renovadas intenciones de incluir cambios en nuestras vidas.

Entre esos deseos, podemos encontrar: el interés por aprender algo nuevo, hacer más ejercicio y cómo no, perder algo de peso.

De las vacaciones, solemos traernos algún que otro recuerdo, y uno de ellos, son algunos kilos de más. La media de lo que los españoles ganamos de peso durante el periodo estival se calcula que es de entre tres y cinco kilos. No es por eso nada extraño que al volver a la rutina después de vacaciones sea el momento en el que nos lamentemos de los excesos cometidos en el chiringuito de la playa.

Puesto que volver atrás ya no es posible, al menos es importante, tener la intención de cuidarnos y volver a tomar las riendas de nuestra alimentación. Si nos abandonamos, en las próximas celebraciones como bodas o bautizos o en navidades, volveremos a sumar de nuevo otros kilos de manera que se nos hará cada vez más inalcanzable llegar a nuestro peso ideal.

Ahora bien, hemos de tener muy claro que no podemos perder peso a cualquier precio. Hay quien con ligereza se plantea perder peso utilizando consejos de internet sin contrastar que lo den profesionales o la dieta que le pasó la vecina a la que le fue muy bien.

Muchas de estas dietas no se basan en criterio ni fundamento alguno. Son las llamadas dietas milagro, que prometen resultados increíbles en muy poco tiempo y sin ningún esfuerzo.

Comer forma parte de las necesidades humanas diarias. Y no se trata de engullir, para después querer resolver el error, con terapias o dietas que atentan contra la propia salud. Son muchos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios que dejamos de tomar con este tipo de dietas. Sin hablar de las alteraciones metabólicas que esto puede provocarnos. La factura que nuestra salud paga por ello, puede llegar a ser muy cara. 

Debemos comer con consciencia; comer para cubrir nuestras necesidades. Si consideras que necesitamos ayuda para perder peso, os recomiendo que pongáis vuestra salud en manos de profesionales de la salud que os orienten.

Dieta equilibrada y ejercicio serán nuestros grandes aliados para alcanzar el peso saludable que todos deseamos. Buena vuelta al trabajo o entrada de curso y ¡mucho ánimo!

Etiquetas: