Tortitas de calabacín y queso de cabra

Tortitas de calabacín y queso de cabra
Nombre de la receta:
Tortitas de calabacín y queso de cabra.

Dificultad:
Fácil.

Tiempo de preparación:
30 minutos.
Autor Anabel Moreno Fuentes
Fecha publicación 20-06-2020

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 300g de calabacines
  • 1 huevo
  • 40g de harina
  • 1 cucharadita de comino
  • 40 gramos de queso de cabra
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal al gusto
  • Pimentón ahumado de la Vera
  • Salsa de yogurt: 
    • 1 yogurt griego
    • Zumo de medio limón
    • Cilantro
    • Sal al gusto

Elaboración de las tortitas de calabacín y queso de cabra:

  1. Comenzamos rallando el calabacín. Lo ponemos a escurrir con un poco de sal. Posteriormente lo aplastamos con las manos para que suelte toda el agua posible.
  2. Luego ponemos el huevo en un bol amplio y lo batimos. Añadimos el calabacín rallado y lo mezclamos. A continuación incorporamos la harina y la levadura y volvemos a mezclar. Por último, añadimos el comino, el ajo y el queso cortado en dados muy pequeños. Si es necesario, rectificamos de sal. 
  3. Dejamos reposar la mezcla unos minutos y, mientras, vamos calentando las dos cucharadas de AOVE en una sartén amplia. Sin que esté demasiado caliente, empezamos añadir cucharadas de la mezcla hasta formar las tortitas. Dejamos dorar un par de minutos y les damos la vuelta para dorar por la otra cara.
  4. Repetimos la operación hasta terminar con toda la mezcla. (Aproximadamente salen unas 4-5 con estas cantidades).
  5. Para la elaboración de la salsa de yogurt; mezclamos el yogurt griego con el zumo de limón y el cilantro muy picado y añadimos la sal al gusto. Añadir un poco de pimentón por encima para decorar.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: CALABACÍN.

Esta hortaliza, presente en nuestros mercados durante todas las épocas del año, se caracteriza por su alto contenido en agua lo que le confiere un bajo aporte calórico. Su aporte en hidratos de carbono y fibra  es moderado y su contenido en grasas y proteínas, apenas inexistente. 

En cuanto a su contenido en vitaminas, destacan la vitamina C y las del grupo B; especialmente B1, B2 y B6 que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos así como en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. Por su parte, la vitamina C tiene una función antioxidante e interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro.

Entre los minerales que aporta el calabacín, principalmente, nos encontramos potasio aunque también magnesio, sodio, yodo, hierro y calcio. El potasio tiene una función fundamental en la transmisión del impulso nervioso y la actividad muscular.

Por último, es importante destacar la presencia en el calabacín de una sustancia denominada mucílago; un tipo de fibra soluble que ayuda a desinflamar la mucosa del aparato digestivo.

Recetas tortitas de calabacín y queso de cabra paso a paso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *