Técnicas de cocinado saludable

Técnicas de cocinado saludable

Afortunadamente, cada vez son más las personas que sienten la necesidad de incorporar la alimentación saludable a sus vidas. El interés por cuidar nuestra salud y estado físico hace que busquemos alternativas a la alimentación que hasta ahora podíamos estar llevando. Pero, ¿le das importancia a las técnicas de cocinado saludable?

Indudablemente, el primer paso para comer sano es hacer una compra saludable, es decir, basada en materias primas de calidad evitando productos ya procesados. Esto es; frutas, verduras, legumbres, cereales carnes, pescados, lácteos, huevos, etc. Todo ello acorde con el estilo de alimentación por el que nos decantemos. La lista de la compra marca, sin duda, la delgada línea entre estar del lado de los que quieren cuidar su salud y de los que no.

Aun así, comprar alimentos saludables no es suficiente para llevar una alimentación equilibrada. Hay que tener en cuenta también el método de cocinado con el que elaboramos nuestros platos y usar técnicas de cocinado saludable. Y es que a veces, por muy sanos que sean los ingredientes, podemos estar usando técnicas culinarias que conviertan nuestros platos en auténticas bombas calóricas, sobre todo al aumentar las grasas en su elaboración. Nos referimos al cocinado en frituras, rebozados, etc. No es que la técnica de la fritura tengamos que desterrarla de nuestras vidas, pero sí que debemos incluirla de forma puntual y ocasional. Y, por su puesto, con productos de buena calidad. 

Hoy día contamos en la mayoría de los hogares con electrodomésticos que pueden ayudarnos en esta tarea de comer de forma saludable. En la actualidad podemos disponer de estas opciones para realizar elaboraciones más sencillas y rápidas. Además, nos van a permitir mantener mucho más las propiedades, vitaminas y minerales de los alimentos al tener cocciones mucho más breves.

Si tu intención es la de comer de forma saludable, te animo a que practiques nuevas recetas con las distintas técnicas de cocinado saludable que a continuación propongo:

  • A la plancha: utiliza una plancha bien caliente y un poco engrasada con aceite de oliva virgen extra. Evita que se tuesten demasiado los alimentos: Ideal para carne, pescado, verduras, tofu, etc.
  • Al horno: cocina los alimentos en su propio jugo. Para verduras, carnes, pescados y mariscos.
  • Al microondas: es un método poco utilizado y sin embargo es de los más saludables ya que conserva casi intacto el valor nutricional del producto al cocinarse en muy poco tiempo.
  • Al papillote: esta técnica necesita del horno o microondas y consiste en envolver los alimentos en papel de horno o papel de aluminio para cocinar en su propio jugo.
  • Salteado: es una técnica rápida que cocina alimentos en una sartén con muy poco aceite a una temperatura alta. Perfecta para verduras y hortalizas, carnes, pescado, tofu, seitán, etc. 
  • Olla a presión: reduce los tiempos de cocinado. Para legumbres, verduras, hortalizas, carnes…
  • Al vapor: el vapor de agua, cocina del alimento sin que se pierdan sus propiedades nutricionales.

Hay muchas formas de hacer que tu cocinado sea mucho más saludable. ¿Te animas a practicar estas técnicas? Merece la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *