Qué es el ayuno intermitente y cómo funciona

Qué es el ayuno intermitente y cómo funciona

Este clima de primavera anticipada que estamos disfrutando no hace más que recordarnos que, en poco tiempo, comenzaremos a lucir nuestra silueta. Y cómo no, es en estas fechas en las que resurgen con fuerza métodos y dietas de todo tipo como el ayuno intermitente. Pero, ¿Qué es el ayuno intermitente y cómo funciona?

La dieta del ayuno intermitente es una de las que más adeptos está ganando con gran rapidez. A ello contribuye, sin duda, que famosas como Elsa Pataky o Jennifer Aniston, promulguen sus beneficios asegurando que su físico se mantiene gracias a que la practican.

Entonces, ¿Qué es el ayuno intermitente y cómo funciona?

Realmente, el ayuno intermitente no puede considerarse una dieta para perder peso tal y como entendemos otro tipo de dietas. El ayuno viene practicándose a lo largo de la historia desde la antigua Grecia hasta la actualidad por motivos no sólo religiosos sino también depurativos.

Es más bien, una forma de controlar los momentos en los que se come. Además, no existe una única forma de hacer ayuno intermitente sino que existen muchas. De entre ellas, las más utilizadas son:

  • El método 16/8 ó método ¨leangains” en el que podemos comer a lo largo de 8 horas y ayunar durante otras 16.
  • La dieta 5:2, en la cual durante dos días a la semana la ingesta calórica no puede ser superior a las 500kcal y el resto de la semana comes lo que quieras.
  • En tercer lugar, nos encontramos con el “eat, stop, eat”, o lo que es lo mismo, comes lo que quieres durante un día, al día siguiente ayunas, al siguiente comes, así durante una o dos semanas. Hay que contar con la premisa de que este método no debe ser utilizado en niños, mujeres embarazadas o lactantes, personas con enfermedades crónicas o ancianos.

Como para casi todo, existen estudios que avalan tanto sus beneficios como otros que demuestran que no hay evidencia científica para decir que el ayuno puede mejorarnos en algo.

Beneficios del ayuno intermitente

Entre los beneficios con los que los estudios lo favorecen están: además de la pérdida de peso, la bajada de los niveles de colesterol, glucemia, triglicéridos, tensión arterial e incluso que ralentiza el envejecimiento.

Sin embargo, podemos decir en contra que lo importante no es tanto si comemos en un periodo más o menos dilatado en el tiempo, sino la calidad y cantidad de los nutrientes que ingerimos en dichas comidas.

Es decir, que de nada nos va a valer dejar de comer durante largos periodos de tiempo si cuando vayamos a hacerlo nuestra comida es rica en grasas, azúcares y/o alimentos procesados.

Además, esta forma de alimentarnos implica un hábito de restricción al que debemos acostumbrarnos y que a veces puede ocasionarnos ansiedad y estrés.

Consejo nutricional:

Por ello, si realmente lo que deseas es perder peso, lo verdaderamente importante es aprender a comer de una forma sana de manera permanente y que ello se convierta en algo habitual dentro de un estilo de vida saludable en el que la alimentación y el ejercicio no falten en tu día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *