Proteínas necesarias en la dieta

Proteínas necesarias en la dieta

Hace un tiempo saltó la noticia de la posibilidad de crear carne para consumo humano a partir de una simple célula animal. Se le conoce como “carne limpia” , “carne de laboratorio” o «carne artificial». El consumo de proteínas es importante en nuestra alimentación diaria pero debemos conocer la cantidad de proteínas necesarias en la dieta.

En apenas unos años tendremos la posibilidad de consumir carne sin necesidad de sacrificar animales. Además su producción, a partir de células madre, será mucho más eficiente: generará menor consumo de energía, terreno, agua y emisiones de CO2. A priori, todo parecen ventajas. Personalmente, pongo en duda tanto beneficio sin perjuicio.

La industria cárnica es una de las más potentes a nivel mundial y para ella, evidentemente, todo son ventajas. En su afán por aumentar la producción y venta de productos cárnicos, nos lanzan esta nueva propuesta para que los consumidores a su vez, nos sintamos liberados de toda culpa de poder consumir carne.

Sin embargo, desde el punto de vista nutricional y de interés por nuestra salud, la lectura de esta noticia debe ser otra. En términos generales, la población española consume dos veces más la cantidad de proteína aconsejada. Según la OMS, las proteínas necesarias en la dieta diaria de una persona deben suponer el 15% de nuestra alimentación diaria. Esto equivaldría a unos 60-80 gramos de legumbres, 2 vasos de leche, una ración de unos 120 gramos de pescado y unos 100 gramos de carne al día. En el caso de los niños es aproximadamente la mitad en edades a partir de los 6 años.

Un aumento de proteína en nuestra dieta a la larga puede ocasionar:

  • Sobrecarga de las funciones de hígado y riñón.
  • Dificultad en la absorción del calcio.
  • Acidificación de nuestro organismo.
  • Enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Quizás porque culturalmente, aún relacionamos el consumo de carne con un mejor nivel social, damos especialmente valor a esta forma de consumir proteína por encima de otras formas no menos válidas. Pescados, huevos y lácteos, también nos la aportan.

Las legumbres combinadas con determinados cereales, son una excelente fuente de proteína a las que apenas damos valor. Nuestras abuelas ya lo sabían, por eso aquello de cocinar las lentejas con arroz.

Pero hoy pensamos que las hemos superado consumiendo más carne. No podemos seguir consumiendo tanta proteína animal. Es insostenible para nuestra salud y para el planeta.

Es muy importante que cada día miremos nuestro plato y veamos qué contiene. En él, como en un espejo, vamos a ver reflejada nuestra salud, presente y futura.

  • La base de nuestra alimentación diaria ha de estar en las verduras, hortalizas y fruta.
  • Legumbres y cereales también deben ser un pilar básico en los alimentos de nuestra dieta diaria.
  • Las grasas, en forma de aceite de oliva virgen principalmente, tienen también que estar presentes.
  • Las proteínas también son necesarias en la dieta, es indudable. Pero sí hay que empezar a quitarle ese papel tan primordial que se le ha dado en los últimos años y que tan poco beneficio puede llegar a proporcionar a la persona y al medio ambiente.

Estos artículos pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *