¿Quieres perder peso sin esfuerzo?

perder peso sin esfuerzo y rapido

Ya estamos en primavera y, con el buen tiempo, llega para muchos el temido momento de ponernos al descubierto. Es por lo que empezamos a buscar a la desesperada cómo quitarnos algunos kilos de más y dietas que nos ayuden a perder peso rápido y sin esfuerzo. La cuestión es que, en ocasiones, queremos hacerlo sin poner mucho de nuestra parte. Es decir, queremos métodos rápidos y que no nos desvíen demasiado de nuestro estilo de vida.

En una sociedad en la que se nos vende que casi todo se puede obtener de forma fácil y rápida; se han puesto de moda ciertas dietas que permiten perder el peso de manera rápida y “sin esfuerzo”. Y así, recurrimos a todo tipo de opciones que llegan a nuestros oídos y que nos aseguran que vamos a llegar al verano con un cuerpo escultural.

Hay quien se atreve a probar todo tipo de dietas para adelgazar rápido aún a costa de poner en riesgo su salud. Estamos hablando de las “dietas milagro”. Todas ellas tienen en común la promesa de una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo pero también su desequilibrio en nutrientes y la falta de fundamento científico.

Las personas que realizan estas dietas se deseducan alimentariamente y, en la mayoría de los casos, recuperan su peso porque la dieta no les ha enseñado nada; y cuando retornan a su alimentación normal, vuelven a cometer los mismos errores nutricionales. Además, se cae en el error de ciertos mitos alimentarios (los hidratos son malos, no hay que mezclar proteínas con hidratos de carbono, no debo comer fruta después de comer, debo eliminar los lácteos de mi dieta, etc.) que van a acompañar a estas personas durante toda la vida, determinando cómo será su alimentación y, por supuesto, su salud. 

Las “dietas milagro” pueden clasificarse, esencialmente, en 4 tipos de dietas:

  • Ricas en proteínas, como la dieta Dukan
  • Dietas ricas en carbohidratos
  • Ricas en grasa
  • Dietas disociadas.

Todas ellas carecen de fundamento científico que, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, favorecen una recuperación muy rápida del peso perdido (efecto «rebote»). 

Como consejo te recomiendo que desconfíes de dietas que hagan afirmaciones como:

  • Asegurar resultados “rápidos”.
  • Prometer resultados “mágicos”.
  • Prohibir el consumo de un alimento o grupo de alimentos concreto.
  • Aconsejar productos dietéticos con propiedades exageradamente extraordinarias. (Suplementos alimenticios)
  • Incluir afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios con reputación reconocida.

Si estás pensando en perder peso, para hacerlo de manera saludable y no poner en riesgo tu salud, debes pensar que has de buscar una dieta que no elimine ningún grupo de alimentos y que se base en el cambio de hábitos y en el ejercicio.

Os animo a buscar apoyo de profesionales preparados. Nosotros os podemos ayudar a perder peso de forma saludable. Échale un vistazo a nuestros planes de alimentación saludable y plantéate un cambio de hábitos que te ayuden con tus objetivos.

Piensa que no puedes perder en 15 días lo que has ganado en 15 años. Si quieres que sea algo duradero, plantéalo como el inicio de tu modificación de hábitos alimentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *