Las mejores horas para desayunar, comer y cenar

Las mejores horas para desayunar comer y cenar

Los seres humanos estamos influenciados por una serie de aspectos de la naturaleza. Uno de ellos es lo que se conoce como ritmo circadiano. Es decir, los horarios internos de nuestro organismo. Por eso es necesario conocer cuáles son las mejores horas para desayunar, comer y cenar.

Podemos pensar que los horarios de comidas son algo que podemos adaptar a nuestro estilo de vida, trabajo, etc, sin que ello nos afecte para nada. Pero nada más lejos de la realidad. Hasta hace muy poco, las personas adaptaban su horario de actividad diaria, respecto a las horas de luz solar. Así, nos levantábamos al amanecer y nos acostábamos cuando caía la tarde.

Con la llegada de la luz eléctrica, los horarios se modifican: se trabaja, se ve la televisión o utilizamos aparatos electrónicos hasta altas horas de la noche. Todo ello ha hecho que los horarios de comidas se vean alterados, pero sin embargo nuestro ADN, mantiene intacto la intención de activar nuestro cuerpo con la luz y de desactivarse a partir del atardecer. Esa huella genética de millones de años no podemos borrarla en unas décadas.

Es cierto que nuestro estilo de vida actual no tiene mucho que ver con el de nuestros abuelos. Pero sin embargo, es recomendable que los horarios de las comidas se ajusten lo máximo posible a lo que estos ritmos circadianos recomiendan. Y todo ello tiene su razonamiento.

De este modo, se recomienda que las mejores horas para desayunar, comer y cenar son:

  • Levantarse a partir de las 7:30h, ya que es cuando nuestro cuerpo deja de producir melatonina, hormona encargada de regular el sueño.
  • Empezar a desayunar sobre las 8:00h que es cuando nuestro intestino comienza a reactivarse.
  • Sobre las 10:00-11:00h de la mañana es cuando el organismo alcanza su momento de máxima necesidad de energía por lo que es el momento en que se recomienda comer una pieza de fruta ya que será el momento en el que seremos capaces de gastar y no almacenar el azúcar que contiene.
  • En cuanto a la hora idónea para almorzar, ésta sería las 13:00h porque aún seguimos gastando esa energía de la mañana y aún nos quedan horas por delante para seguir haciendo ese gasto energético. Es cierto que nuestra cultura considera ese horario demasiado temprano pero, en ningún caso, es recomendable comer más allá de las 15:00h.
  • Se recomienda una pequeña colación sobre las 17:00h: una fruta, un pequeño bocadillo, una infusión, etc. Algo que nos mantenga sin demasiada hambre hasta la hora de la cena.
  • Cenar es aconsejable en torno a las 20:00h, ya que a esa hora nuestro organismo aún se siente capaz de realizar bien la digestión. A partir de las 21:00h es ya cuando el cuerpo comienza a segregar melatonina, para iniciar las horas de sueño.

A las 22:00h los movimientos intestinales comienzan a reducirse, por lo que es una hora en la que lo que comamos puede llevarnos al sobrepeso.

Sobre todo debemos tener en cuenta que lo ideal es dejar pasar unas 2 horas entre la cena y el momento de acostarnos.

Intentemos pequeñas modificaciones en nuestros hábitos de vida para ayudar a regular lo que nuestro cuerpo necesita.