Hummus de remolacha y pan de pita

hummus de remolacha y pan de pita
Nombre de la receta:
Hummus de remolacha y pan de pita o nachos.

Dificultad:
Fácil.

Tiempo de preparación:
45 minutos.
Autor Anabel Moreno Fuentes
Fecha publicación 20-07-2020

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 2 remolachas medianas
  • 200 g de garbanzos cocidos
  • 1 dientes de ajo
  • Zumo de de medio limón
  • 4 cucharadas de  AOVE
  • 1 cucharada de tahini (*)
  • Sésamo negro
  • 1 cucharadita de comino
  • Sal al gusto
  • Pan de pita o nachos para acompañar

(*) Es una pasta de sésamo que podemos comprar en herboristerías y tiendas de dietética.

Elaboración del hummus de remolacha y pan de pita:

  1. Lavamos y ponemos a cocer la remolacha en olla rápida unos 20 minutos (el tiempo dependerá del tamaño de las remolachas).
  2. Una vez cocidas, las sacamos y dejamos enfriar un poco.
  3. Mientras tanto, colocamos en una batidora de vaso el resto de los ingredientes. Es decir, los garbanzos cocidos, el ajo pelado y picado, la cucharada de tahini, la cucharadita de comino, el zumo de limón, el aceite de oliva y, finalmente, la remolacha pelada y troceada.
  4. Trituramos hasta que obtenemos una pasta fina. Rectificamos de sal. 
  5. Una vez preparado, déjalo en la nevera para que se enfríe. 
  6. Espolvoreamos sésamo negro y acompañamos de pan de pita o nachos.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: LA REMOLACHA

La remolacha es un alimento de bajo contenido energético, por lo que es un buen alimento para incluir en dietas de control de peso.

Además, tiene un alto contenido en fibras. Esto proporciona una mayor sensación de saciedad.

Tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante. Éstos son en su totalidad azúcares. En cuanto a las vitaminas, contiene vitamina C y destaca la vitamina B9 que interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos. También ayuda en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.

En relación a su contenido en minerales, los más destacados son el zinc, magnesio, fósforo y en especial de potasio. Este mineral contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.

La remolacha es la raíz de la planta que lleva su mismo nombre. Sus hojas también son comestibles aunque menos consumidas y tienen un sabor parecido a las espinacas y ricas en vitamina A.

hummus de remolacha y pan de pita o nachos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *