Embarazo y sobrepeso: riesgos y recomendaciones

Embarazo y sobrepeso: riesgos y recomendaciones

El embarazo es una situación fisiológica de la mujer en la que, por razones obvias, se gana peso. En ocasiones, esta circunstancia puede ser aprovechada para descuidar de algún modo el peso en el que debemos mantenernos. Por eso, en este artículo vamos a hablar de los riesgos que conlleva pasar un embarazo con sobrepeso y recomendaciones para un embarazo saludable.

Culturalmente se nos ha inculcado que la madre debe ganar peso en el embarazo por la errónea idea de que hay que comer por dos o que hay que estar fuerte para el momento del parto. Pero nada más lejos de la realidad. 

En un embarazo saludable, la madre gestante debe de aumentar su peso corporal entre nueve y once kilogramos. En el caso de partir de una mujer con problemas de obesidad al inicio del embarazo, se recomienda que el aumento de peso no supere los nueve kilogramos.

El sobrepeso y la obesidad durante el embarazo pueden acarrear una serie de complicaciones tanto para la madre como para el feto; que pueden poner en riesgo la salud de ambos. Las madres que inician el embarazo con un peso por encima del recomendado, tienen muchas más posibilidades de sufrir situaciones de alto riesgo como pueden ser:

  • Aborto espontáneo
  • Diabetes e hipertensión gestacional
  • Preeclampsia
  • Parto prematuro
  • Mayor tasa de cesáreas

Por ello, a la hora de planificar un embarazo, deberíamos tener en cuenta partir de un peso saludable. Hay que ser conscientes de la importancia que para el desarrollo del bebé van a tener sus primeros 1.000 días. Y estos comprenden los 270 días desde la concepción hasta el parto más los 730 días de los primeros dos años de vida del niño. Este periodo es fundamental en la formación del sistema nervioso central del bebé y depende de una buena nutrición junto con una estimulación temprana, que el niño en el futuro desarrolle todas sus capacidades.

Los actuales estudios sugieren que los acontecimientos sucedidos en estos primeros 1.000 días de vida pueden afectar el riesgo de desarrollar determinadas enfermedades y, en particular, la obesidad infantil.

Por tanto, ya que hablamos de la salud futura de nuestros hijos; es primordial que el embarazo se produzca en una situación de peso equilibrado en la madre. Y para ello los dos pilares sobre los que debemos centrarnos son una dieta equilibrada y el ejercicio. Hay que evitar el sedentarismo y realizar ejercicio físico a diario al menos 30 minutos al día.

En cuanto a la alimentación, lo recomendable es seguir una dieta equilibrada además de es buscar una dieta especial para embarazadas con sobrepeso.

Se ha demostrado que las mujeres embarazadas que consumen 3 porciones de frutas y verduras por día ganan menos peso que aquellas que consumen menos o ninguna ración de fruta diaria. Las legumbres y granos enteros han de ser también parte importante en su dieta. 

Por contra, las dietas altas en grasas totales y ácidos grasos saturados durante el embarazo se asocian con un mayor riesgo de diabetes gestacional. Además, reducir de forma importante los azúcares añadidos de la dieta es fundamental.

Después de ver los riesgos que tiene un embarazo con sobrepeso y las principales recomendaciones, debemos recordar que, por nuestra salud y la de nuestros hijos, merece la pena cuidarse.