Crema de puerros y patatas con jamón

Crema de puerros y patatas con jamón
Nombre de la receta:
Crema de puerros y patatas con jamón.

Dificultad:
Fácil.

Tiempo de preparación:
30 minutos.
Autor Anabel Moreno Fuentes
Fecha publicación 25-08-2020

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 3 puerros grandes
  • 2 patatas medianas
  • Medio litro de caldo de pollo
  • Un bote de leche evaporada (330ml)
  • 3 cucharadas de AOVE
  • 2 lonchas finas de jamón serrano
  • Sal al gusto

Elaboración de la crema de puerros y patatas con jamón:

  1. Para realizar la crema comenzaremos cortando el puerro en trozos no demasiado grandes. Sólo utilizaremos la parte blanca para realizar la crema.
  2. En un recipiente calentamos las 3 cucharadas de AOVE y rehogamos durante unos minutos el puerro sin que llegue a tomar color.
  3. Mientras tanto, pelamos las patatas y las cortamos en trozos pequeños y las añadimos junto con los puerros. Dejamos cocinar un poco y añadimos el caldo.
  4. Mantendremos en el fuego, a temperatura media, durante unos 15 minutos hasta que la patata esté cocinada.
  5. Cuando la patata esté lista, añadimos el bote de leche evaporada y terminamos de cocinar 5 minutos más.
  6. Dejamos que se temple un poco y trituramos.
  7. Para hacer el crujiente de jamón, ponemos en un plato las lonchas de jamón y metemos en el microondas 3 minutos.
  8. Para acompañar, podemos cortar en juliana, un poco de la parte verde que nos ha quedado del puerro y lo freímos.

CONSEJO NUTRICIONAL: PUERRO

El puerro está compuesto mayoritariamente por agua. Además, es una buena fuente de folatos, minerales y vitaminas C y B6; aunque éstas últimas en menor cantidad.

  • Los folatos ayudan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico y en la síntesis de material genético.
  • La vitamina C funciona como antioxidante, favorece la absorción del hierro de los alimentos, aumenta la resistencia a infecciones y participa en la formación de colágeno, dientes, huesos y glóbulos rojos.
  • La vitamina B6 ayuda en el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Su composición en minerales destaca por su contenido en potasio, magnesio, calcio e hierro.
    • El calcio y el hierro apenas se asimilan; a diferencia de lo que sucede con los alimentos de origen animal, ricos en dichos nutrientes.
    • El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal; además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
    • El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, de los nervios y de los músculos. También forma parte de huesos y dientes. Mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
Receta crema de puerros y patatas con jamón paso a paso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *