Consejos para una rutina saludable

Consejos para una rutina saludable

Se acaba el verano y, con ello, volvemos a retomar la cotidianidad. Quienes han podido disfrutar de unos días de descanso en la playa o el campo, han visto cómo sus rutinas se ven alteradas. En este artículo te contamos varios consejos para volver a la rutina de forma saludable.

Las vacaciones son la forma en la que conseguimos huir del estrés y el cansancio que nos generan nuestras obligaciones diarias. Estos cambios que alteran nuestros horarios de comidas e incluso el tipo de alimentos no tienen por qué generar en nosotros un sentimiento de culpa. Estamos hablando de alterar de forma puntual una alimentación que durante el resto del año entendemos es equilibrada y saludable.

Tras la vuelta del descanso tenemos que volver a la normalidad diaria. Es decir, tenemos que retomar la actividad de trabajo o estudio, el ejercicio, los horarios y cómo no, los hábitos alimenticios. Se habla mucho de volver a la rutina pero ojo; podemos volver a una rutina que quizás no sea la más recomendable y, por tanto, que sea necesario revisar. Podemos pensar en volver a unos hábitos que ya traíamos antes del descanso que no sean los más recomendables. 

Es por tanto un buen momento para pararse a pensar y detectar cuáles son esos hábitos que no deben volver a incluir en nuestra forma de alimentarnos. Así, si nuestra principal preocupación es perder peso, ya sea porque hayamos ganado durante el periodo vacacional o porque el problema de sobrepeso venía de antes; va a ser fundamental el cambio de determinados hábitos.

Ejercicio para una rutina saludable

En concreto tenemos que tener en cuenta estos consejos para una rutina saludable:

  • El tipo de alimentos que incluimos en nuestra dieta. Aquí ni qué decir tiene que es fundamental consumir verdura y fruta de forma diaria.
  • Recordamos la recomendación de las cinco raciones al día, dos de verduras, en almuerzo y cena y las tres piezas de fruta a tomar a lo largo del día. El número de comidas que hacemos al día también es importante. De forma general, se recomienda hacer cinco comidas al día pero es algo que no a todo el mundo le funciona. Lo importante es distribuir lo que cada cual necesite a lo largo del día. Sin excedernos.
  • Otra recomendación importante es la de consumir pan, pasta y arroces integrales que nos aportan gran cantidad de fibra; evitando los cereales refinados.
  • Las legumbres son una buena fuente de proteína que tenemos que incluir en nuestra dieta semanal y con la que podemos reducir el consumo de carne. 
  • La cantidad de lo que comemos es uno de los hechos de determinan el aumento de peso. Podemos estar comiendo de forma saludable y no entender por qué ganamos peso. Muchas veces nos preguntamos: hago dieta y no pierdo peso, ¿Por qué?. Pues una de las razones principales es la cantidad de lo que comemos. Por ello, es recomendable servirse la comida en el plato antes de sentarnos a la mesa. Evitar poner más cantidad de lo que vamos a comer en fuentes o bandejas de la que podemos comer más cantidad.

Si sigues estos consejos para llevar una rutina saludable, puedes alcanzar tu objetivo de peso y alimentación saludable con tan sólo incorporar algunos cambios en tus hábitos diarios.

Artículos relacionados: