¿Cómo comen nuestros hijos?

como comen nuestros hijos

Para la inmensa mayoría de los padres, los hijos son lo más importante que hay en sus vidas. Cuidamos de ellos con la firme intención de que estén sanos, tengan un buen futuro y sean felices. De esto no hay duda. Sin embargo, cuando nos ponemos a observar cómo comen nuestros hijos, probablemente, en muchos casos; ni estemos mirando por su salud, ni les estemos procurando un buen futuro, ni a la larga serán felices. Me explico.

Datos sobre la obesidad y sobrepeso en España, nos sitúa como uno de los peores países de Europa. El 40% de nuestros niños y adolescentes sufren algún tipo de patología de este tipo. 

Una de las principales razones por las que podemos estar llevando a nuestros niños a esta situación es el alejamiento de la dieta mediterránea. Procedemos de una cultura gastronómica en la que la alimentación ha tenido como base: legumbres, hortalizas, verduras, frutas, pescado y aceite de oliva. Sin embargo, estamos optando por cambiar los patrones de consumo hacia alimentos ultraprocesados ricos en grasas de mala calidad, hipercalóricos, con exceso de proteínas, con altos niveles de sal y azúcares y muy bajo contenido en vitaminas, minerales y fibra. Sin incluir el elevado consumo de golosinas, bollería y snacks que consumen nuestros hijos a diario. 

No es cuestión de ser alarmista; es cuestión de preocuparse por nuestros hijos de manera eficaz. Una mala alimentación en edades tempranas, en gran parte, será causante de enfermedades tales como obesidad, diabetes, hipertensión, alergias, caries y un largo etcétera. Los padres debemos preocuparnos por cómo comen nuestros hijos ya que somos responsables de su alimentación.

En algunos casos, son los malos hábitos de los adultos los que nos llevan a alimentar mal a nuestros hijos. Decimos que no les gusta la fruta, la verdura o el pescado, pero en no pocas ocasiones, estamos ocultando tras ello, nuestros propios gustos.

Los niños deben tomar una dieta rica y variada en la que se incluyan alimentos como: legumbres, cereales, verduras, fruta, huevos, pescados, carne, aceite de oliva, leche y derivados. Es muy importante incidir en verduras, hortalizas y frutas, ya que actualmente su consumo es muy inferior al recomendado. Recordad la importancia de las tres piezas de fruta al día y las dos raciones de verduras y hortalizas.

Claves para mejorar la alimentación de nuestros hijos en casa:

  1. Lo primero es organizar un plan de comidas equilibrado para toda la semana que incluya todos los grupos de alimentos antes mencionados.
  2. En segundo lugar, dedicar tiempo a las comidas; tanto a su elaboración (si los niños ayudan, mucho mejor) como a comer con tranquilidad y a ser posible en familia.
  3. En tercer lugar, tened paciencia; si hay algún alimento que no les gusta, dejad pasar algún tiempo para volver a intentarlo. Intentaremos ofrecérselo en una receta diferente.
  4. Opta siempre por la comida casera. Evita alimentos ultraprocesados  y tus hijos te lo agradecerán en el futuro.

En Educáliment nos tenéis a vuestra disposición por si tenéis alguna duda o consulta. Estaremos encantados de ayudarte. ¡Pregúntanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *