Bebidas Vegetales

Bebidas vegetales en el mercado

De un tiempo a esta parte, la leche animal, no pasa por su mejor momento. Su consumo en España ha descendido un 30% desde el año 2000 hasta hoy, dando paso al consumo de bebidas vegetales en el mercado. Este menor consumo se debe a múltiples factores.

En determinadas ocasiones, los motivos por los que se decide prescindir de este alimento, están más que justificados. Estos motivos pueden ser tales como alergias e intolerancias, o por diferentes opciones alimentarias como vegetarianismo o veganismo. Pero también hay otros motivos menos justificados, como determinadas opiniones que plantean que no son beneficiosas en la edad adulta, o que provocan mocos en los niños, así como una serie de ideas poco o nada contrastadas que circulan entre la opinión pública.

Sea como sea, esta disminución del consumo de leche, está propiciando el auge de una gran variedad de bebidas vegetales que buscan ser el sustituto perfecto de la leche animal. Hay que destacar que aunque con frecuencia las denominamos también como “leche” de avena, soja, almendra, etc., el término “leche” solo se pueda aplicar a la secreción mamaria de animales lecheros obtenida mediante el ordeño. Por tanto, su denominación es la de bebida. 

A la hora de elegir la mejor opción entre las múltiples variedades que nos podemos encontrar de bebidas vegetales en el mercado, deberíamos tener presente su composición nutricional. La leche animal es rica en calcio y vitamina D,  proteínas de alto valor biológico, fósforo, potasio, zinc y selenio. Por tanto para sustituir, deberíamos buscar una bebida cuyos componentes se le asemejen lo máximo posible. Por otro lado, hay que tener en cuenta los ingredientes con la que están elaboradas. Suele contener entre un 2-4% de almendras, avena, arroz…  el resto es agua, azúcar, emulgentes, estabilizantes y en varios casos aceite de girasol. Lo ideal es que presente como mínimo entre un 5-7%; en las de avena un 10%. Por tanto a la hora de elegir debes tener presente el contenido en:

  • Azúcar: muchas de estas bebidas tienen un alto contenido en azúcares para aumentar su sabor. Es importante que leas el etiquetado, revisando la tabla de composición. Procura elegir aquellas  que no contenga más de 5gr. de azúcares simples por cada 100ml. Si el contenido es mayor descártala como bebida de consumo diario.
  • Calcio y vitamina D: En este sentido, este tipo de bebidas tienen que ser enriquecidas con calcio, ya que no lo contienen de forma natural. Debemos asegurarnos que nos aporten un mínimo de 120mg de calcio por cada 100ml y 5mcg de vitamina D. 
  • Micronutrientes y sustancias especiales: las bebidas de soja contienen un componente bastante interesante como son las isoflavonas. Son sustancias vegetales, que pueden actuar como estrógenos en el cuerpo. Su consumo puede atenuar algunos de los síntomas de la perimenopausia como sofocos, capacidad de concentración, estado de ánimo, etc.

Como digo, en el mercado la variedad es muy amplia: avena, soja, almendra, arroz…Sea cual sea la elección que prefieras, elige siempre la que te aporte mayor beneficio nutricional.

¡Mucho ánimo!

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *