Alimentos hiperpalatables: qué son y efectos en la salud

Alimentos hiperpalatables: qué son y efectos en la salud

Hace ya algunos años una famosa marca de patatas fritas nos lanzaba un reto al preguntarnos: ¿a que no puedes comer solo una? Detrás de esta campaña de marketing había toda una serie de investigaciones de la industria alimentaria que había analizado nuestros gustos y preferencias. Y no se equivocaban. Y es que ¿quién de nosotros no ha sucumbido alguna vez al sabor de este tipo de productos?

Algunos de ellos son tan adictivos que somos incapaces de controlar la cantidad de lo que comemos. Son los denominados “alimentos hiperpalatables”, vamos a ver qué son y efectos que causan en nuestra salud. Son productos ultraprocesados que combinan de forma precisa grasa, azúcar y sodio. La forma en que se combinan no es fruto de la casualidad.

Las empresas alimentarias invierten con gran interés en desarrollar fórmulas que atraigan cada vez mejor a los paladares de los consumidores. Sus departamentos científicos ponen gran empeño para desarrollar las mejores de las fórmulas con las que conseguir que caigamos en la tentación. Y es que hasta la voluntad más férrea puede ser doblegada en alguna ocasión.

Con ello pretenden hacer productos más sabrosos para fomentar su consumo. En estas combinaciones está muy presente la activación de los circuitos neuronales de recompensa cerebral. Cada vez que tomamos azúcar, nuestro cerebro libera dopamina; un neurotransmisor conocido como “hormona de la felicidad”.

La grasa no nos provoca sensación de límite para consumirla; a diferencia del azúcar, para el que tenemos un punto de saturación. Y la sal, por su parte, es un gran intensificador del sabor.

Estas cuestiones nos pueden ayudar a comprender por qué la comida basura puede llegar a convertirse en una auténtica adicción. Un alto porcentaje de los alimentos procesados que compramos en el supermercado contienen este tipo de ingredientes. Incluso productos que nunca habríamos dicho que podrían llevarlos. Azúcar, grasa y sal son la triada perfecta para mantenernos enganchados a estos productos.

El sabor no es la única razón por la cual se añaden. Existen otras razones técnicas como la capacidad de permanecer durante meses en almacenes o supermercados sin caducar.

¿Qué efectos puede provocar los alimentos hiperpalatables?

Tenemos que ser conscientes de los efectos que este tipo de productos está provocando en la población que lo consume. Según la Organización Mundial de la Salud, seis de cada diez enfermedades ya están relacionadas con lo que comemos. Entre ellas destacan:

  • La hipertensión arterial.
  • El colesterol elevado.
  • La deficiencia de hierro.
  • El sobrepeso y la obesidad.
  • La diabetes. 

Más claro imposible. Un elevado consumo de alimentos que contienen grasas de mala calidad conducen a enfermedades cardiovasculares y a problemas de peso.

Por su parte, el exceso en el consumo de azúcar contribuye al aumento de peso y, por tanto, está relacionada con la obesidad y la diabetes tipo II. Y por último, altos niveles de sodio en nuestra dieta, elevará más pronto que tarde nuestra tensión arterial.

Si no cuidamos aquello que ingerimos podemos pagarlo seriamente con nuestra salud. Es muy probable que sea cierto eso de que “a que no puedes comer solo una”. La cuestión es ¿acaso es necesario comer alguna?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *